18

February

Motivación (El combustible del éxito)

Poncho de Anda

“La gente a la que le va bien en la vida es la gente que va en busca de las circunstancias que quiere y si no, las encuentra” – George Bernad Shaw

Mi querida gente, nuestros sueños y la motivación son indiscutiblemente el combustible de nuestras metas y al igual que un auto, sin combustible no podemos llegar a ningún lugar. A lo largo de nuestra vida nuestro tanque de sueños y anhelos se va vaciando poco a poco hasta que queda casi en la reserva y es justo allí, en ese momento; cuando comenzamos a llenarnos de miedos, de pánico y de inseguridades por el temor a quedarnos a la mitad de un camino desertico que no nos permite alcanzar nuestro destino. 

Son los sueños y nuestra motivación la gasolina que nos llevará a nuestro destino y el combustible que “nos conducirá” hacia lo que anhelamos. 

Yo aun recuerdo como si fuera ayer' el día que descubrí mi verdadera vocación y pasión profesional. Tenía 9 años y como cada año estaba de visita en Nueva York donde pasaba el verano con mis abuelos maternos. Fue en ese año, en 1983, cuando en lugar de juguetes y ropa, mi abuelo me regalo una grabadora de cassettes. Siempre estaré agradecido con él pues sin ese regalo quizá jamás hubiera descubierto que mis sueño estaba ligado a la comunicación. 

A partir de ese día comencé a soñar e imaginarme entrevistando a los cantantes más famosos, me soñaba presentando programas y conduciendo radio y televisión. Esa grabadora General Electric de botones anaranjados, se convirtió en mi juguete favorito y en la gasolina que llenaba mi tanque para poder llegar a mi meta profesional. 

La motivación va mucho más allá de levantarse uno, dos, tres días con ganas de hacer o alcanzar algo. La verdadera motivación es mucho más compleja de satisfacer, dado que su base se encuentra en el auto-conocimiento y debemos entrenarnos para que ésta sea sostenible con el tiempo. No nos la pueden prestar ni regalar… debemos generar nuestra propia motivación y podremos hacerlo sólo si miramos hacia adentro: nuestro interior. 

En la sociedad en la que vivimos, parece que está de moda dar y recibir razones y explicaciones de nuestros actos. Tratamos de explicar nuestra desgana conociendo sus motivos, y no nos damos cuenta de que lo verdaderamente interesante (e importante) es descubrir aquello que nos impulsa, nuestra propia gasolina que nos potencia a vivir nuestras metas al máximo.

Aprender a escucharnos y aprender a ser conscientes de nuestra parte más sensitiva e irracional nos va a conducir poco a poco, paso a paso hacia el optimismo. Potenciar ese optimismo a su vez nos ayudará a descargar tensiones y a conocernos. Centrarnos en nuestro comportamiento emocional y en nuestras reacciones más inmediatas e incontroladas es una manera enriquecedora de recargar el combustible que nos ayudará a aprovechar al máximo nuestra vida en el día a día.



Share This News:


SHARE THIS NEWS

All Rights Reserved.
Name:
Email:
Comment:
Enter verification code: Captcha not loaded
 
RECIBE NOTICIAS
Suscríbete para recibir las últimas noticias de Alfonso de Anda.
LATEST UPDATES
SOCIAL NETWORKS